A cuatro años del asesinato del periodista Pablo Medina, Paraguay exige no más impunidad

16/10/2018

 

Han pasado cuatro años del asesinato del periodista uruguayo Pablo Medina y de su asistente Antonia Almada, en un camino vecinal a 12 kilómetros de la ciudad de Villa Ygatimí, Canindeyú. En este caso, y gracias a una campaña contra la impunidad, se logró que por primera vez fuese condenado el autor intelectual de la muerte de un periodista.

 

A raíz de sus publicaciones, en las que sindicaba al entonces intendente de Ypejhú, Vilmar Neneco Acosta, el periodista era constantemente vigilado antes de su fallecimiento. Además de las publicaciones sobre el hallazgo de restos óseos en un inmueble perteneciente al padre de Neneco, Medina publicó un artículo sobre el supuesto transporte de marihuana en un vehículo que pertenecería a la Municipalidad de Ypejhú; dicho rodado tumbó en el camino a Curuguaty y amaneció en un taller mecánico.

 

Por el caso, el jefe comunal presentó una querella por difamación y calumnia contra Pablo Medina ante el tribunal de Salto del Guairá. Igualmente, se lo relacionó con el asesinato del ex intendente, Julián Núñez, el 1 de agosto del 2014.

 

En las investigacioens d ela fiscalía se determino que estas y otras publicaciones fueron los detonantes para que el clan Acosta planificara el homicidio en la zona de Ara Verá, distrito de Itanará.

 

Pablo Medina Velázquez tenía 54 años de edad y trabajó como corresponsal de ABC Color desde 1998 hasta su muerte. Otros dos hermanos de Pablo que también ejercían el periodismo en radios locales, Salvador y Digno Salomón fueron asesinados por la mafia en 2001 y 2002, respectivamente.

Su caso se convirtió en uno de los muchos casos no resueltos de periodistas asesinados en Paraguay. Antes de su muerte, la impunidad ya era un problema en el país: existían 16 casos de periodistas asesinados impunemente. Como foco de la campaña de IFEX-ALC que comenzó en 2015, la alianza de miembros de IFEX en América Latina y el Caribe decidió llevar este problema a la atención internacional a través de una misión de investigación, cabildeo en la ONU y otras actividades.

 

Este fue un detonante para que el hombre detrás del asesinato de Pablo Medina en 2014 fuese sido sentenciado a 29 años de cárcel. Era la primera vez que alguien que había ordenado un ataque contra un periodista en Paraguay había sido condenado por ese crimen.

 

Fepalc se une a la petición de nuestros afiliados del Sindicato de Periodistas de Paraguay (SPP), de no más impunidad para los agravios y agresiones contras los trabajadores de la prensa.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Otras publicaciones
Please reload

Noticias destacadas

G-20: Alto a la Impunidad. No seas cómplice de los crímenes contra periodistas

November 30, 2018

1/10
Please reload

Buscar por etiqueta
Please reload

Síguenos
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic