25 de Noviembre: Día Mundial contra la Violencia de Género

25/11/2017

 

Violencia de género, existe en todos lados, en todos los países, en contextos de paz y contextos de guerra, dentro de las casas, en la calles, en la escuela o en un campo de refugiados y las trabajadoras de prensa no somos la excepción. Con demasiada frecuencia, se naturalizan estos episodios y no reciben el castigo que merecen.

 

En distintos puntos cardinales, misma historia: a lo largo y ancho del globo mujeres periodistas enfrentan múltiples y específicos riesgos en el ejercicio de su derecho a la libertad de expresión y a ejercer la profesión libres de todo tipo de violencia.

 

Desde Federación de Periodistas de América Latina y el Caribe - FEPALC alertamos sobre los peligros que conlleva la profesión periodística en el mundo, especialmente para las mujeres.

 

Entre las zonas más inseguras se destacan América latina y el Caribe, por la cantidad y gravedad de los ataques. Desde enero a abril de 2017, 14 periodistas fueron asesinadas en cinco países de América Latina. Siete asesinatos ocurrieron en México, dos en Perú, dos en República Dominicana, uno en Guatemala, uno en Honduras y otro en Venezuela.

 

La muerte a manos de sicarios pagados con dinero de la corrupción política y su principal aliado que hoy sería el narcotráfico, sin perjuicio de otros poderosos sectores económicos, elimina sistemáticamente a periodistas libres de compromisos anti-éticos ante la complicidad de sistemas políticos corruptos. Todo esto ocurre en una región del mundo donde no hay ninguna guerra y, teóricamente, debería reinar la paz social en los presuntos “países democráticos” más pregonados de esta parte del mundo.

 

El asesinato es el atentado definitivo contra las mujeres periodistas, sin embargo no es la única forma de violencia de que la que son víctimas. La violencia se manifiesta también de otras formas: abuso sexual ─que incluye el acoso sexual y la intimidación─, abuso de poder y amenazas basadas en el género: de acuerdo con la información disponible, la violencia contra las mujeres es perpetrada por distintos actores, como funcionarios del Estado, fuentes de información o colegas y tiene lugar en diversos contextos y espacios, incluyendo la calle, el lugar de trabajo y las oficinas o instituciones estatales. Las trabajadoras de prensa siguen recibiendo ataques y hostigamientos a través de redes sociales, convirtiéndose en blancos del ciberacoso.

 

La violencia en la región no es exclusiva del periodismo, sino que se incluye en un contexto de violencia estructural e impunidad. Si son exclusivas, en cambio, las consecuencias que generan violencias contra periodistas al hacer vulnerable el ejercicio profesional y alentar prácticas de autocensura. Violencias con una clara intención de silenciar, que lesionan los derechos garantizados internacionalmente a la libertad de expresión y el acceso a la información.

 

FEPALC, demanda la aprobación del convenio de la Organización Internacional del Trabajo - OIT que reconoce la violencia de género en los lugares de trabajo. Al tiempo de exigir, en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se conmemora el 25 de noviembre, que tanto los medios de comunicación, como las autoridades públicas enfrenten la violencia contra las mujeres periodistas con herramientas de denuncia eficaces y con sanciones ejemplares… la violencia, en cualquiera de sus formas, no debe quedar impune.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Otras publicaciones
Please reload

Noticias destacadas

G-20: Alto a la Impunidad. No seas cómplice de los crímenes contra periodistas

November 30, 2018

1/10
Please reload

Buscar por etiqueta
Please reload

Síguenos
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic